El Mercado

Templo Gastronómico en el corazón de Galicia

El Mercado LA GALICIANA se ubica en el centro de la capital gallega, en Santiago de Compostela, ciudad Patrimonio de la Humanidad y meta  del internacional Camino de Santiago.

Constituye el primer mercado gastronómico de Galicia, sito en una nave industrial restaurada de más de 60 años de antigüedad y más de 1.200  m2, dos plantas y un total de 16 locales gastronómicos y de promoción de la cultura y talento gallegos. El Mercado aúna la tradición de nuestra tierra y una visión actualizada y vanguardista de su gastronomía, reflejada en sus locales de restauración,  corners, coffeetruck y tienda gourmet. Su oferta gastronómica se completa con la dinamización del Mercado: música en directo, ocio cultural, showcookings, catas de productos, talleres de cocina y celebración de fiestas gastronómicas y ferias vinícolas gallegas, entre otras muchas actividades. Además brinda servicios complementarios como caterings o reserva de espacios para la promoción de iniciativas públicas y privadas con la finalidad de hacer de este lugar un Templo de la Cultura y de la Gastronomía de Galicia.

LA  GALICIANA es Galicia en toda su esencia.
Es excelencia en estado puro

Galicia es una tierra singular y mágica bañada por el mar, sus rías y la luz de sus faros. Forjada por las pisadas de su historia, mitos y leyendas.


Un extenso territorio de una abrumadora belleza natural que alberga infinidad de recursos, infinitos tesoros y eternos encantos.

Cada día esboza galerías de colores, sonidos, texturas, sabores y aromas que se  reinventan cada día.


En esta línea, el propósito del Mercado LA GALICIANA es trasladar cada día a nuestros visitantes en Compostela la autenticidad de nuestra tierra a través de las mejores materias primas autóctonas y cuidadas elaboraciones culinarias.


Y siempre desde el compromiso y responsabilidad social, el respeto a nuestra entorno y la búsqueda de la sostenibilidad.

Galicia es una tierra única que además reconoce y ensalza su diversidad gastronómica y costumbres típicas.


Pocas regiones pueden  enorgullecerse tanto de hacer una fiesta en cada rincón, colmando todo el calendario del año de fiestas gastronómicas.


En honor a esa calidad inherente a Galicia, el Mercado LA GALICIANA homenajeará las diversas exaltaciones gastronómicas de sus regiones.


Atentos/as porque a lo largo de todo el año habrá fiesta…¡¡muchas fiestas!!

LA GALICIANA. Conoce su orígen

El nombre de nuestro Mercado, “LA  GALICIANA”, es un guiño al inicio del uso de los vocablos ”galiciana/ galiciano”, que se remonta a finales del s. XIX y principios del s. XX; período histórico en el que se comenzaba a dar forma al sentido identitario de las personas naturales de Galicia, la antigua Gallaecia.


Es en esa diáspora gallega cuando, sumidos por la distintiva morriña, los emigrados gallegos a tierras americanas comienzan a forjar el sentimiento galleguista. Y es a lo largo de las tres últimas décadas del siglo XIX hasta bien pasada la mitad del siglo XX cuando se recogen por escrito estas expresiones para referirse a Galicia como “tierra  galiciana” y a las personas oriundas de esta región como “ galicianas”; en un legado que iría conformando hasta nuestros días la afición y apego a Galicia así como el orgullo por nuestra identidad; valores fundados en la defensa de nuestra cultura y la mejora de nuestra sociedad.


El Mercado LA  GALICIANA, es, un sentir, un vivir.

 

 

 

La reconstrucción de la identidad gallega en Cuba: procesiones, festivales y romerías regionales en La Habana (1804-1920)

A partir de 1908 el colectivo gallego de Cuba comenzará a organizar las romerías populares de su país de origen. La iniciativa no partió de las grandes sociedades regionales, sino de pequeñas sociedades de adscripción local. Desde entonces todos los domingos se celebraron romerías galaicas en los jardines de las grandes cervecerías habaneras, donde se consumían con melancólica complacencia empanadas y vino del Ribeiro, bajo el nostálgico quejido de las gaitas y los aires festivos de las muñeiras. En este comensalismo festivo se fueron revitalizando, e incluso inventando, las señas de identidad de los gallegos en el exilio caribeño.

José Antonio Vidal Rodríguez IES Calderón de la Barca, Madrid, España